La utilidad del Indol, una molécula presente en crucíferas y sintetizada por la flora intestinal, para hacer frente al hígado graso no alcohólico

El hígado graso no alcohólico es una enfermedad en la que el hígado presenta una acumulación excesiva de lípidos y que puede llegar a producir hepatitis e incluso cirrosis.

Muchos factores contribuyen a su aparición, como los malos hábitos dietéticos (ingesta excesiva de azúcar y/o grasas), el sedentarismo y, especialmente, la obesidad. De hecho, es una enfermedad 10 veces más frecuente entre personas obesas, debido a un mayor estado proinflamatorio asociado al sobrepeso que incrementa el daño hepático.

El indol es una molécula que puede ser sintetizada por la flora intestinal a partir del aminoácido triptófano y que se encuentra también en forma de indol-3-carbinol en la familia de las crucíferas (col, coliflor, brócoli, kale…) y que presenta importantes efectos anti-inflamatorios y anticancerígenos.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Médica de Chongqing (China), demuestra una relación inversa ente el índice de masa corporal y los niveles sanguíneos de indol. Esta relación fue especialmente más marcada entre las personas clínicamente clasificadas como obesas, con unos niveles de indol muy inferiores al de las personas delgadas. También se observó una mayor deposición de grasa en el hígado entre aquellos con menores niveles de indol.

En una segunda fase del estudio, utilizaron modelos animales, a los que se les proporcionaron dietas grasas para estimular la aparición de hígado graso no alcohólico y observaron la adición de indol disminuía de forma significativa la inflamación hepática y la acumulación de grasa. También se observó que el indol era capaz de actuar sobre el intestino, disminuyendo señales inflamatorias.

Por ello la utilización de alimentos con gran capacidad de producción de indol y el mantenimiento de un buen equilibrio digestivo son factores muy a tener en cuenta para e control de esta enfermedad.

Referencias:

Linqiang Ma et al. Indole Alleviates Diet‐induced Hepatic Steatosis and Inflammation in a Manner Involving Myeloid Cell PFKFB3. Hepatology. doi:10.1002/hep.31115

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *