Los ácidos grasos Omega 3 mejoran la diversidad de la flora intestinal

Según un estudio realizado en la Universidad de Nottingham (Reino Unido) entre mujeres mayores y de mediana edad, aquellas que presentaban una mayor ingesta de omega 3 y un  mayor Índice Omega-3 (porcentaje de los omega 3 EPA y DHA respecto al resto de ácidos grasos en membranas de glóbulos rojos) disponían de un microbioma con mayor diversidad.

El estudio englobó a una gran cohorte de participantes (876 voluntarias), lo que lo convierte en el más ambicioso hasta la fecha respecto  a la relación entre los omega 3 y la composición de la flora intestinal. Mediante cuestionarios de  alimentos y mediciones del Índice Omega 3, se observó una fuerte relación entre niveles de omega 3 y una mayor diversidad y número de especias de bacterias beneficiosas en el intestino, independiente al consumo de fibra y de probióticos.

El efecto de mejora de flora intestinal beneficiosa fue especialmente notable en la familia Lachnospiraceae, muy relacionada con un menor riesgo de obesidad y de inflamación. También se observaron mayores niveles del compuesto NCG (N-carbamilglutamato) en el intestino; un compuesto que reduce el estrés oxidativo intestinal y cuya producción por las bacterias podría ser inducida por los omega 3.

Este hallazgo es de vital importancia porque un microbioma intestinal más diverso se asocia con una gran cantidad de efectos positivos en el metabolismo (menor riesgo de obesidad y diabetes, entre otros) y en la regulación de enfermedades autoinmunes (como la colitis ulcerosa).

 

Fuente:
“Omega-3 fatty acids correlate with gut microbiome diversity and production of N-carbamylglutamate in middle aged and elderly women.”

Scientific Reports. doi: 10.1038/s41598-017-10382-2
Cristin Menni, et al.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *