NUTRIENTES PARA ALARGAR TELÓMEROS

¿Qué son los telómeros?

Los telómeros son estructuras de los cromosomas que mantienen integridad del genoma pero que con cada división celular se van acortando. Como nuestras células se van dividiendo continuamente para reponer a las viejas y a las dañadas, según envejecemos, más número de divisiones celulares se han dado y los telómeros son más cortos.

Por ello, puede llegar un punto en que los telómeros celulares sean tan cortos que impidan la correcta división celular. Como consecuencia tenemos, células y tejidos envejecidos y muerte celular. Es decir, que los tejidos pasan a tener cada vez más células “viejas” que no pueden realizar su función correctamente. En el músculo implica una pérdida de fuerza muscular, en el hígado puede provocar que no realice de forma eficiente sus funciones detoxificadoras, en el cerebro una pérdida de función cognitiva….

Este proceso continuo y gradual de acortamiento de telómeros y de pérdida progresiva de la funcionalidad de los tejidos, es una de las bases del envejecimiento.

¿Podemos hacer algo para mantener nuestros telómeros?

Hay diversos factores sobre los que podemos actuar y que contribuyen a disminuir y retrasar este acortamiento de telómero, como son:

  • Hacer ejercicio de forma regular
  • Mantenimiento de actividad hormonal (melatonina, estrógenos, andrógenos…)
  • Un estilo de vida libre de tóxicos (tabaco, contaminación, alcohol…)
  • Un descanso adecuad
  • Un descanso adecuado
  • Controlar el estrés oxidativo corporal
  • Controlar procesos de inflamación crónica
  • Evitar el sobrepeso

Nutrientes que pueden ayudar al mantenimiento de los telómeros

Con la nutrición podemos aportar nutrientes antioxidantes, antiinflamatorios y reguladores que ayuden al mantenimiento de la longitud de los telómeros y que se deberían tener en cuenta si queremos hacer una suplementación anti-edad eficiente. Entre ellos destacan:

  • Vitaminas B. En especial la vitamina B12, la vitamina B6 y la vitamina B9 (ácido fólico). Son 3 vitaminas cuya deficiencia se relaciona con niveles elevados de homocisteína un subproducto metabólico prooxidante, que además de relacionarse con un mayor riesgo de problemas cardiovasculares, acorta longitud de telómeros.
  • Omega 3. Los ácidos grasos omega 3 EPA y DHA son sustancias con efecto cardioprotector y neuroprotector. Además, son antioxidantes y antiinflamatorios con efecto positivo sobre los telómeros.
  • La vitamina D. Además de ser necesaria para los huesos, músculos y la actividad neuronal, es un inmunoreguladora, ayuda a evitar respuestas proinflamatorias excesivas y unos niveles corporales óptimos se asocian a telómeros más largos.
  • Nutrientes antioxidantes. El Beta Caroteno (vitamina A), la vitamina C y la vitamina E son 3 vitaminas antioxidantes cuya baja ingesta se asocia a unos telómeros más cortos. Los minerales selenio y zinc y otras sustancias como la co-enzima q10, los bioflavonoides, la curcumina, las catequinas del té verde o el resveratrol, entre otros, se asocian también a una mayor protección antioxidante y un mejor mantenimiento de los telómeros.
  • Pre y Probióticos: Un intestino alterado es una fuente de toxinas, oxidación e inflamación de baja intensidad para todo el organismo. El mantenimiento de un buen equilibrio intestinal mediante una dieta equilibrada y el aporte de pre y probióticos de forma regular ayuda a conseguir un adecuado equilibrio digestivo. Con esto se consigue disminuir la oxidación e inflamación intestinal y corporal y, por tanto, ayuda a proteger a los telómeros.

Equipo Técnico de Bétula Productos Naturales S.L.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *